by Oscar Cano

Ocuparse Sí, Preocuparse No.

O

Las personas con éxito tienen en común la capacidad de mantenerse centradas, con sus mentes claras y poderosas a pesar de las  «tormentas» emocionales. 

Para Anthony Robbins, la clave esencial de esta característica es que la mayoría de ellas tiene una regla fundamental: no gastar nunca más de un diez por ciento de su tiempo en un problema de la vida, empleando al menos el noventa por ciento en la solución, y siendo aún más importante no hacer caso de lo insignificante…, al fin y al cabo, dice Robbins, todo es insignificante.

El no preocuparse de los problemas no los empeorará ni hará que escapen de nuestro control, mientras que poner el foco sobre las soluciones, sobre lo que bueno que hay en nuestra vida, sobre lo que funciona o lo afortunados que somos, no sólo no nos perjudicará, sino que serán pautas que nos fortalecerán tanto, que aquello que antes era un problema puede que desaparezca una vez asumida esa nueva identidad que nos lleve a sentirnos alegres e imparables. 

El beneficio de adoptar esta actitud lleva consigo el condicionamiento para que esa pauta sea para toda la vida. Una pauta consistente en permanecer siempre en un estado emocional positivo a pesar de los desafíos, enfocando casi todas las energías  sobre las soluciones. 

Está en nuestras manos comprometernos realmente a condicionar nuestros sistemas nerviosos a unas pautas emocionales nuevas y capacitadoras que conviertan nuestra vida en algo mucho mejor. No hay problemas sino retos, y la cuestión está en no recrearnos en ellos y en lo desgraciados que nos hacen, sino en poner el foco y la atención en cómo transformar el desafío planteado en una oportunidad.

Así pues, se trata de romper con hábitos limitadores y de flexionar los músculos de todo aquello que nos capacite, de forma que enviemos a nuestro cerebro un nuevo mensaje exigiendo nuevos resultados. Le estaremos pidiendo emociones capacitadoras, pensamientos enriquecedores y preguntas inspiradoras. Si obligamos a nuestro cerebro a buscar pautas capacitadoras, a trabajar con pensamientos más optimistas y menos catastrofistas, veremos claramente toda la basura y pautas destructivas que hasta ahora aceptabamos sin rechistar, resultando de ello que pasados no muchos días nos resultará difícil incluso volver a los viejos hábitos.

La fortaleza que da aproximarse a las nuevas pautas de funcionamiento nos hará recordarlas en el futuro, dificultando el regreso a las viejas.

Photo CreditClker-Free-Vector-Images.

Artículos relacionados:
· ¿Qué Persona Necesito Ser?
· ¿Te Sientes Un Fraude? Deja De Preocuparte Por Ello.
· La Dirección Importa Más Que Los Resultados.
· Utilizar Un Mal Momento Como Impulso.
· 14 Tips Para Enfocar Correctamente. Actualiza Tu Sistema Operativo.

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

Sobre el autor

oscar

Soy Oscar Cano, abogado dedicado al Derecho de Familia, y Blogger jurídico con más de 1.500 artículos publicados, y escribiendo un post a diario desde enero de 2014.

Añadir Comentario

Por oscar
by Oscar Cano

oscar

Soy Oscar Cano, abogado dedicado al Derecho de Familia, y Blogger jurídico con más de 1.500 artículos publicados, y escribiendo un post a diario desde enero de 2014.

Social